jueves, 18 de octubre de 2012

[Genealogía de México] 31283 Las Pasiones de Mariana


Las Pasiones de Mariana

 

Novela Erótica Basada en Nuestra Historia

 

Por: Papá del Pato

 

 

         Ese mismo día, al atardecer, el capitán llegó al Morillo, comunicándonos, que de un momento a otro, llegaría papi, acompañado de un séquito de funcionarios, entre ellos, el agrimensor, personaje que se encargará en definir, las dimensiones, de las famosas porciones a repartir. De tan contentas, que nos puso la buena nueva, mami y yo hasta nos pusimos a  bailar, al tiempo que tarareábamos una vieja canción española.

         Un poco más tranquilas, invitamos a cenar al capitán, por cierto ese día, por fin los peones, recién terminaron con los detalles pendientes de la casa, incluyendo los Morillos. Así que, por vez primera Julián, preparó dentro de la casa, unos deliciosos catanes, que él mismo, horas antes, pescó, en el rio Grande. Al  pasar a la sobremesa,  mami entabló tema.

 

         Mami.- Y bien capitán, a ver, por favor, platíquenos,….. ¿Cómo le fue anoche, con don Joaquin?

         Capitán.- tosidos y tosidos.

         Yo.- Que le pasa capitán, ¡déjeme le sirvo, otro cazo con agua!

         Capitán.- Muchas gracias, doña Mariana, usted siempre tan oportuna, le confieso que la pregunta de doña Josefa, fue la que sacó, un poco de balance, pues no la esperaba.

         Mami.- ¿Tan indiscretas, y mal educadas somos capitán?

         Capitán.- No no no, en lo absoluto……….. Momento, momento,…… ¿Qué acaso, esto es un complot? …. ¿Me quieren poner, como ayer, Mariana puso a don Joaquin?

         Todos.- Risas y carcajadas a todo lo que da.

         Yo.- Háblenos del zumbido,……  por favor, capitán.

         Capitán.- Bueno, en primer lugar,…..  les comento que,…… no estoy acostumbrado, abordar este delicado tema con las damas, pero me alegra, que gente tan fina, como ustedes, estén interesadas en todo lo que incumba de nuestra querida Reynosa.

         Mami.- Adelante capitán, continúe por favor.

         Capitán.- Bueno,……  je je je… que risa me da,……no lo puedo creer.

         Mami.- Capitán, Mariana y yo, hemos pasado largos períodos en Europa, así que, no se preocupe, a mi eso no me espanta.

         Capitán.-…………….

         Yo.- Ya capitán… adelante, por favor!

         Capitán.- Bueno, pues en el zumbido, la palabra, pobreza no existe, pues todos los que ahí acuden, llegan con una actitud, muy espléndida y generosa. Pero antes, les comento que a mí, no me gustaría ver rameras, prostituyéndose por las placitas, calles, xacales y casas de Reynosa. En los pueblos que no hay zumbido, eso siempre ocurre, y aparte, el turismo nunca prospera, y las familias, nunca podrán pasear a sus anchas, pues los lugares públicos e incluso, hasta los privados, tarde o temprano, terminarán infestados de padrotes, madrotas, lenónes y rameras. El zumbido, siempre se instala, apartado de la villa, iniciando actividades, a partir de que el sol caiga, hasta altas horas de la madrugada,  durante los trescientos sesenta y cinco días del año.

         Yo- Las mujeres que ahí trabajan capitán,…… ¿son muy bonitas?

         Capitán.- Hay de todo, doña Mariana, pero más que nada el común son sus edades, las hay desde los catorce años, hasta una edad máxima de veinte y cinco años, son muy escasas, las anden cerca de los treinta. Mayores de treinta,….. imposible.

         Mami.- Cuales son las negociaciones, más frecuentes, capitán.

         Capitán.- Bueno,….. nosotros debemos cuidar el orden, trabajo nada fácil, pues  cuando somos rigoristas, realmente terminamos espantando la clientela, de tal suerte que, la negociación más frecuente, es que, los rondines que a  diario debemos hacer, los espaciamos  por un solo rondín, mensual.   

         Yo.- Muchas gracias capitán, por confiar en nosotras.

         Capitán.- Realmente, lo que les platiqué, no es gran cosa. Tal vez, en su momento, pueda compartirles el resto.

         Yo.- Ahora nos dijo…. ¡inoportunas!

         Todos.- Risas y carcajadas a todo lo que da.

         Yo.- ¿Qué tiene pendiente, para mañana, capitán?

         Capitán.- Bueno,…… ya que el agrimensor está por llegar, cruzaremos a la banda norte del rió Grande, para vigilar que todo este en calma, le comento, que de las ochenta porciones por repartir entre los primeros pobladores, cuarenta de ellas, se trazarán, precisamente del otro lado doña Mariana.

         Mami.- ¿Cuáles serán las dimensiones, de cada porción, capitán.

         Capitán.- Bueno,…. eso depende del agrimensor, pero en números redondos, casi todas ellas, medirán aproximados dos kilómetros paralelos al río, por aproximados treinta kilómetros, perpendiculares al mismo.

         Yo.- ¿la villa, rancho el Morillo, la loma de san Antonio y el zumbido? Ya  están ocupando alguna, o algunas porciones?

         Capitán.- Excelente pregunta. No doña Mariana, en el caso de la villa, es un espacio común, destinado para la autoridad, la iglesia, panteón y por supuesto, xacales y casas de los primeros pobladores, esa mecánica, siempre se aplica, en todas las fundaciones. De igual forma, rancho el Morillo y el zumbido, son espacios, siempre considerados, para el fundador, y los lenónes. En cuanto a, la loma de san Antonio, este fue, un caso único, nunca se había considerado otorgar territorio, para los indios, petición solicitada por un servidor, y autorizada, gracias a usted, doña Mariana, por mi coronel Escandón, su querido padre. La loma de san Antonio, es un territorio, ya trazado, las porciones, son otra cosa.

 

         Cayó la noche, así que el capitán se despidió. Esta vez lo acompañe, yo solita  hasta que montó su hermoso caballo. Partió a paso lento, como había luna llena, observé su viril cuerpo, mientras se iba alejando. Creo que algo le hizo sentir mi penetrante mirada, pues a escasos cien metros, se dio la vuelta regresando otra vez conmigo. ¿Olvidó algo, capitán?, pregunté.  No doña Mariana, respondió al tiempo, que bajaba del caballo.

         -¿entonces?....  ¿se va a quedar a dormir aquí?-

         No, doña Mariana….. mis respetos para usted y doña Josefa. Fíjese que quiero decirle una cosa, doña Mariana. Cuando la conocí, francamente me llamó mucho la atención, su gran belleza física. Pero conforme iba tratándola, fui dándome cuenta, que usted es una persona muy especial. Claro que, también me cautivó, su gran entusiasmo con una noble causa, en favor de los indios, que mejor ejemplo, ver el trato que le da a Julián, su sirviente, que a leguas se ve, que lo trata, como si fuera su hermano. Le soy sincero doña Mariana, yo pensé que de un momento a otro, podría aflorar el otro lado, que usted pudiera estar escondiendo doña Mariana. Déjeme terminar, por favor, no piense que le estoy diciendo hipócrita, no no no. Lo que pasa, es que una doncella de su clase, económica y social, generalmente tienen ocupaciones muy distintas a las que hasta ahorita, he visto que usted está desarrollando, y es por eso que me regresé para felicitarla ampliamente doña Mariana y darle las gracias por todo.

         -Carambas capitán, por una parte me ha dejado muda, y por la otra, déjeme decirle, que no soy tan rara como me ve. Tengo dos actividades que me apasionan, enormemente. Una de ellas es la pintura, y la otra es la historia y genealogía. De hecho, como esta casa es muy grande, ya mandé acondicionar el cuarto del fondo, para ahí montar mi taller de pintura. De hecho, esa profesión, la aprendí en Europa, lugar al que con frecuencia viajábamos para seguir con los cursos del arte de pintar. En cuanto a la genealogía, tengo escritos de mi árbol genealógico y de mucha gente que he estado conociendo, incluyendo usted, esa fue una de las razones por las que le pedí que me hablara de usted capitán-

        No, pues doña Mariana, ahora el que se quedó mudo fui yo. Déjeme le comento, que a mí también me gusta mucho la genealogía. En la primera oportunidad, mandaré traer los escritos que tengo en mi casa en valle del Pilón.

         -Excelente capitán-

         Otra cosa, doña Mariana, quiero comentarle que, a veces............................................... 

 

Papá del Pato, os desea que tengas un maravilloso día, y arriba los Broncos ¡abur!


 
 
 
 
 
 

--
* Si quieres publicar en este grupo escribe a: Genealogia-Mexico@googlegroups.com
(Se prefiere que no incluyas todo el email al que respondes).
 
* Recibes este mensaje porque estás suscrito al Grupo de Google: "Genealogia de Mexico".
* Nuestra pagina web oficial la encuentras en http://www.Genealogia.org.mx
* Para anular tu suscripción a este grupo envía un email a: Genealogia-Mexico-unsubscribe@googlegroups.com
* Modifica tus preferencias en http://groups.google.com.mx/group/Genealogia-Mexico
 
- Contrata un genealogista escribiendo a samuelsanchez@genealogia.org.mx
 
Chatea con un Genealogista con SKYPE agrega al user: Genealogia.org.mx