martes, 15 de octubre de 2013

[Genealogía de México] 32456 Dona Catalina de Perea-Carrizosa

Imprime

Hospital de la Santa Resurrección de Utrera

Mie, Mar 24, 2010
Hospital de la Santa Resurrección de Utrera
Fundado en 1514 por Doña. Catalina de Perea, sufrió grandes reformas posteriores. Al margen de su iglesia, merecen ser destacados sus patios, decorados con azulejería de cuerda seca, con motivos mudéjares y renancentistas. La iglesia, construida en el s. XVII, guarda los interesantes sepulcros gótico-renacentistas de los Ponce de León.
Esta Capilla formó parte del Hospital de la Santa Resurrección hasta la remodelación de éste para funciones residenciales. De todas formas se sigue conservando una entrada lateral, desde el primer patio del Hospital, aunque la entrada principal de la Capilla da directamente a la calle.
Posee retablos barrocos, tallas del siglo XVI, objetos sacros muy antiguos. Es de una sola nave, con escasa iluminación natural y ambiente intimista como correspondía a una capilla de hospital.
El Hospital de la Santa Resurrección todos los utreranos lo conocemos cariñosamente como "El Hospitalito", como dijimos anteriormente, lo fundó Doña Catalina de Perea y López de Carrizosa que, tras morir su esposo Don Lope Ponce y su hijo don Juan en Santa Fe, empleó todos sus bienes para formar esta fundación, tras cuatro siglos, sigue funcionando pero reformada.
En el Hospitalito se acogía a todo aquél que no tenía dónde ir, pasando antes por desparasitarse.
Al morir Doña Catalina, en testamento lo deja a sus tres sobrinas para que éstas a su vez, las cambien por tres cristianos cautivos en Orán: Axa, Fátima y Merién.
A pesar de que intentaron, con el transcurrir de los años, expropiar el lugar, Doña Catalina lo dejó tan bien amarrado en su testamento que no pudieron con la famosa desamortización Mendizábal.
Los encargados de velar por la integridad del Hospital fueron: Don José Luis López de Carrizosa e Ibarra, Conde de Peralja, Don José Manuel de Castilla y Gómez, descendiente de Pedro I y Don José María Dávila, colaborando para que las riendas cumplan con la labor encomendada; actualmente está en manos de las Hermanas de la Caridad y en él se cuidan a enfermos, particularmente ancianos.
La antigua Sala de Estudios de la Biblioteca es el lugar destinado para el próximo Comedor Social del Hospitalito, sólo queda el visto bueno y la licencia de apertura, como ya saben, el Comedor está en pleno centro de nuestra ciudad accediendo desde la Plaza de la Constitución esquina con la cuesta de Santiago con 337,41 m2 de capacidad y preparado para 50 personas, habilitándose para ello hasta 48 comensales a un tiempo, aunque en principio se iniciará con 30 comidas, según el presupuesto destinado por el Patronato de la Fundación del Hospital de la Santa Resurrección para su Ejercicio 2010.