sábado, 6 de diciembre de 2014

Colaboracion de ​ Antonio Guerrero Aguilar: Lamentable noticia: ​ Con lamentable pena, comunico que el insigne historiador y precursor de los estudios genealógicos en la región noreste, don Tomás Mendirichaga Cueva falleció el día de ayer. Nació en Monterrey en 1927, descendiente de ilustres y pujantes empresarios que dieron el impulso a la banca y a la industria regiomontana, apostando por el crecimiento económico y social de Nuevo León. Su legado permanece en muchísimas colaboraciones en la revista Ábside y Humanitas, en sus libros entre los que destacan dos monografías municipales: una de San Pedro Garza García y otra de San Nicolás de los Garza. Dedicado al trabajo de investigación y a la academia, alejado de los reflectores y las vanidades que imperan en nuestro contexto cultural y literario de Monterrey. Indudablemente que Nuevo León perdió físicamente a uno de sus mejores estudiosos, pero su obra escrita hablará por don Tomás Mendirichaga a través del tiempo.

---------- Mensaje enviado ----------
De:
​​
Antonio Guerrero Aguilar
<cronos85@hotmail.com>
Fecha: 6 de diciembre de 2014, 8:13 p. m.
Asunto: Lamentable noticia
Para:


​​
Con lamentable pena, comunico que el insigne historiador y precursor de los estudios genealógicos en la región noreste, don Tomás Mendirichaga Cueva falleció el día de ayer.  Nació en Monterrey en 1927, descendiente de ilustres y pujantes empresarios que dieron el impulso a la banca y a la industria regiomontana,  apostando por el crecimiento económico y social de Nuevo León. Su legado permanece en muchísimas colaboraciones en la revista Ábside y Humanitas, en sus libros entre los que destacan dos monografías municipales: una de San Pedro Garza García y otra de San Nicolás de los Garza. Dedicado al trabajo de investigación y a la academia, alejado de los reflectores y las vanidades que imperan en nuestro contexto cultural y literario de Monterrey. Indudablemente que Nuevo León perdió físicamente a uno de sus mejores estudiosos, pero su obra escrita hablará por don Tomás Mendirichaga a través del tiempo.  

 


 

Cordialmente

 

Alios vidi ventos aliasque procellas





Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina